Pintura electrostática: recubrimiento en polvo para piezas metálicasPosted by on


A diferencia de las pinturas tradicionales líquidas, la pintura electrostática evita que se formen burbujas en la superficie pintada. Además, durante su aplicación, se puede ahorrar hasta un 97% de pintura. Conoce aquí sus atributos y cómo aplicarla.

¿Sabía que la pintura electrostática disminuye más del 80% de partículas que causan daño a la capa de ozono? Además, gracias a su fácil aplicación, ahorros en costos, acabados uniformes y adherencia que no genera residuos, la pintura electrostática, es utilizada en materiales como el acero, el aluminio y metales galvanizados porque evita desperdicio de producto, llegando hasta las zonas más difíciles de pintar.

El éxito de sus resultados se debe a que está compuesta por partículas finas, resinas y pigmentos que logran un acabado más resistente en el largo plazo a los rayos UV, la lluvia, la humedad, las ralladuras o la oxidación.

Tipos de pintura electroestática

  1. Pinturas epoxi: son ideales para aportar brillo al acabado de la pintura cuando se aplica en anticorrosivos o mobiliario quirúrgico.
  2. Pinturas poliéster: son utilizadas para exteriores, acabados arquitectónicos y áreas en las que se genera mucho calor, gracias a su alta resistencia a los rayos ultravioleta y variaciones de la temperatura.
  3. Pinturas híbridas: se caracterizan porque tienen una mezcla de pinturas poliéster y epoxi en menor proporción de partículas. Son ideales para todo tipo de espacios tanto exteriores como interiores, porque tienen alta resistencia a lluvias y rayos ultravioleta. Además, gracias al brillo en los acabados, es utilizada principalmente, para decoración de interiores.
  4. Pintura ecoat: tiene un recubrimiento que utiliza electrodeposición, un tipo de tecnología que consiste en sumergir el sustrato en un baño o solución acuosa de pigmentos, resinas poliméricas, agua desmineralizada y aditivos. Es ideal para cubrir muebles, juguetes, joyas o equipos de telefonía y computadores.

Pasos claves durante su aplicación

  • Tratamiento de la superficie a pintar: desengrase la pieza.
  • Aplicación de la pintura: en este paso, se realiza en una cabina específica que recoge y controla el excedente de polvo para reutilizar la pintura.
  • Curado: las piezas pintadas son horneadas a 190 grados con el fin de que la pintura adquiera los resultados esperados en su acabado final.

Beneficios de la pintura electrostática

  • Variedad de colores.
  • Acabados más uniformes y adherencia fácil al metal.
  • Secado rápido.
  • Es una pintura ecológica ideal para exteriores o decoración de interiores.
  • Más duración de la pintura, en especial, del color y el brillo, hasta por 10 años.
  • Alta rentabilidad, gracias a su larga vida útil y ahorros en costos en el corto y largo plazo.

Al aplicar la pintura electrostática, es necesario utilizar una pistola de pintura y contar con un horno de especial curado. El proceso se hace con un equipo especializado en el que la pintura se mezcla con el aire cargándola eléctricamente. De esta manera, el color se adhiere a una superficie metálica de una forma fácil y homogénea.

Conozca más de la pintura electrostática aplicada a nuestro portafolio y encuentre soluciones eficientes en función de sus proyectos y necesidades, para construir la mejor opción para su empresa.

 

noticiasSin categoría

Comments are disabled.